La Princesa destituye a una Supervisora que participó de forma activa en “las mareas blancas”.

enero 17, 2013 in - ARTICULOS Y NOTICIAS DE ENFERMERIA

Os dejo una noticia que acaba de llegarme y la cual me ha impactado profundamente porque tiene que ver con mi tutora de prácticas de la carrera. Una enfermera, que además de tener un puesto de Supervisora en La Princesa, ha luchado como la que más por sus alumnos, intentando conseguir las mejores plantas para nuestras prácticas, cuadrando todas las rotaciones para que estuviéramos siempre bien, con los mejores profesionales.

Desde aquí, quiero apoyar a Henar, que ha sido una cabeza de turco de tantas de las que rodaran. Esta Sanidad me está empezando a dar vergüenza, se lo están cargando todo, se están cargando uno de los mejores Sistemas Sanitarios en Europa, envidiado por muchos países.

Henar, nos enseñaste mucho, quizá tu puesto en La Princesa haya llegado a su fin, pero tu camino como enfermera aún no ha acabado. Ánimo Henar, te apoyamos, y todos tus alumnos y profesionales que han trabajado contigo nunca te olvidamos. A continuación podéis leer la noticia la noticia.

 

 

Henar Valdivieso lleva más de 40 años trabajando como enfermera en el hospital. Anoche, 15 minutos antes de que terminase su turno, la dirección le comunicó la “pérdida de confianza” en ella para ocupar el puesto. Sus compañeros, lejos de acallar sus protestas, se han movilizado para defenderla

 

“Quiero difundir una noticia horrible. Henar, supervisora de noches fija desde hace 20 años que ha participado de manera muy activa en la defensa de la sanidad pública y del hospital de La Princesa, ha sido destituida de su cargo esta mañana, sin motivo alguno. Se merece que estemos con ella”. Con este mensaje, enviado a través de Whatsapp, los trabajadores del hospital madrileño de La Princesa están intentando conseguir apoyos y denunciar el caso de su colega Henar Valdivieso.

Henar tiene 60 años y lleva trabajando en La Princesa -el centro que incendió la marea blanca madrileña ya desde principios de noviembre- “desde los 20″. Y, de las 40 primaveras como enfermera, 20 las ha desempeñado con un cargo de responsabilidad en distintas áreas del centro. Su último puesto importante, supervisora general de noches, ha durado más de 15 años. Hasta esta misma mañana.

“La directora vino a mi despacho a las 7:45 horas [su turno terminaba a las 8] y me dijo que esta había sido mi última noche“, narra Henar, aún afectada por la noticia y por las 48 horas que lleva sin dormir. Tantas horas despierta le han servido para seguir pensando en próximas actuaciones, pero no para pensar en los motivos de su destitución. Ella los tiene muy claros: “Profesionalmente no me pueden tachar de nada, así que no pueden basar su ‘pérdida de confianza’ en mí en ningún motivo laboral”.”He dado mi vida en este hospital y nunca he tenido un pero“, añade, muy segura de sí misma. Algunos de sus compañeros también confirman su intachable currículum. “Es la mejor supervisora, una gran profesional y, además, un encanto de mujer”, señala Adela, una enfermera del centro.

“¿Qué pretenden? ¿Darle los puestos de confianza a sus amiguetes?”, se pregunta Henar. “Estaba claro que alguna cabeza no importante, pero sí representativa, iba a caer”, lamenta la enfermera, haciendo alusión al descontento de los altos cargos del centro con las protestas pro-sanidad pública de sus trabajadores. Este diario ha intentado, sin éxito, recabar la opinión de la dirección del hospital.

A Henar le preocupa que las represalias tomadas contra ella consigan minar los ánimos de la marea blanca. “Me duele el miedo que esto pueda llegar a acarrear en el resto del personal”, confiesa. Pero, lejos de acallar las protestas, la destitución de Henar sólo ha reactivado la batalla de los profesionales de La Princesa. ¿El primer paso? Médicos, enfermeros, supervisores, celadores y demás personal del hospital se han puesto en marcha para recoger firmas a su favor y enviar su firme protesta frente a la dirección del centro.

Henar, agradecida a sus compañeros, quiere que no quede impune su “incomprensible” destitución.”He trabajado con más de diez direcciones diferentes y no he visto ninguna que haya hecho menos por este hospital que la actual: pretenden que lo dejemos caer“, denuncia la enfermera. Aun así, se alegra de la inicial reacción de los profesionales del centro. “Parece que lo único que han conseguido es hacernos más fuertes”, concluye.

 

La Princesa destituye a una Supervisora que participó de forma activa en “las mareas blancas”.

3 Comments

    1. María Rosario Peña Malagón dice:

      Por que los intereses político-económicos de unos cuantos no minen el deseo de seguir haciendo una sanidad pública de alta calidad de muchos; y por que vaya calando en la sociedad la necesidad de defender un derecho constitucional de una sanidad integral pública y de excelente calidad. Defenderemos entre todos la dignidad de los profesionales sanitarios públicos españoles. ÁNIMO HENAR.

    2. muy bueno el articulo, describiendo lo que esta pasando en el sector.
      Felicidades de corazón por vuestro blog.
      Pienso en la misma linea que Maria Rosario Peña, todo es un tema de intereses politicos.

Leave a Reply

La Princesa destituye a una Supervisora que participó de forma activa en “las mareas blancas”.

0 Trackbacks