Enfermeras que hicieron historia

enero 8, 2012 in - ARTICULOS Y NOTICIAS DE ENFERMERIA

1. Edith Cavell (1865 – 1915, Inglaterra)

Edith Cavell ofreció su ayuda a soldados franceses, belgas e ingleses durante la Primera Guerra Mundial. Debido a esto, un tribunal militar alemán la condenó a muerte y fue fusilada el 7 de octubre de 1915, lo que generó indignación a nivel mundial. Las ciudades de Paris, Londres y Bruselas levantaron monumentos en su honor.

 

2. Irena Sendler (1910 – 2008, Imperio Ruso / Actual Polonia)

Popularmente conocida como “El Ángel del Gueto de Varsovia”, Sendler fue una enfermera que ayudó y salvó a más de dos mil quinientos niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Caminaba por las calles del Gueto buscando familias a las que ayudar, aunque muchas veces, madres y abuelas se negaban a entregar a sus hijos y nietos, ella nunca dejó de luchar.

En el 2007, fue candidata al Premio Nobel de la Paz, premio que finalmente no consiguió.

«La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad.»

 

3. Florence Nightingale (1820 – 1910, Italia)

Nightingale, nació el 12 de mayo de 1820 en Florencia, Italia. Es recordada por su trabajo como enfermera durante la Guerra de Crimea y también por su contribución a la reforma de condiciones sanitarias en los hospitales militares. Se le considera la madre de la enfermería moderna. En 1860 abrió la Escuela de Entrenamiento y Hogar Nightingale para Enfermeras en el hospital de St. Thomas, en Londres. Murió el 13 de agosto de 1910 en Inglaterra.


4. Virginia Henderson (1897 – 1996, Estados Unidos)

Henderson inició su formación como enfermera durante la Segunda Guerra Mundial, época en la cual atendió a los soldados estadounidenses que resultaban heridos.

Para ella, la única función de las enfermeras era ayudar a las personas (sanas o enfermas) que no pudieran realizar por sí solas actividades a favor de su salud. Así, incorporó un modelo conceptual de principios fisiológicos y psicológicos que le han otorgado un lugar en esta lista.


5. Mary Mahoney (1845 – 1926, Estados Unidos)

Nació el 7 de mayo de 1845 en Massachussets. Trabajó en el hospital de Nueva Inglaterra para mujeres y niños durante 15 años. Cuando obtuvo su diploma como enfermera, en 1905, trabajó como enfermera privada.

Entre 1911 y 1912 se desempeñó como directora del asilo para niños negros de Howard. En sus últimos años se preocupó por la igualdad de las mujeres y el derecho de ellas para votar. En 1920, fue una de las primeras mujeres de Boston en registrarse para sufragar. Murió en 1926.


6. Elvira Dávila Ortiz (1917 – 2008, Colombia)

La investigación científica que realizó durante sus primeros años de vida profesional, llevaron a Dávila Ortiz a fundar el primer Banco de Sangre de su país. Sin embargo, el concepto de salvar vidas gracias a la transfusión de sangre era completamente desconocido en Colombia, por lo que Elvira tuvo que convencer a sus compatriotas que no corrían el riesgo de morir o contraer enfermedades si donaban sangre a enfermos. Gracias a su labor, que marcó un hito en toda Iberoamérica, fue candidata a la Medalla Florence Nightingale 2007, la cual reconoce los servicios ejemplares y los trabajos a favor de los enfermos.

 

7. Mary Breckinridge (1881 – 1965, Estados Unidos)

En 1925, Breckinridge estableció el Servicio de Enfermería de la Frontera, desde el cual brindó atención a los Apalaches de Kentucky. Su actividad ayudó a reducir la tasa de mortalidad en mujeres dentro de ese condado.

 

8. Mary Seacole (1805 – 1881, Jamaica)

Seacole destaca en la historia de la enfermería gracias a la ayuda que brindó a los enfermos de cólera durante la epidemia que azotó a su país en 1850. También evitó una nueva epidemia en Panamá, país en el que concientizó a la población en el tema de la higiene y la ventilación. Finalmente, durante la Guerra de Crimea ofreció sus servicios al gobierno británico, el cual la rechazó por el color de su piel. Aún así, Mary llegó al lugar del conflicto con sus propios recursos y ofreció ayuda a los enfermos. Su trabajo nunca fue reconocido por el gobierno.

 

9. Helen Fairchild (1884 – 1918, Estados Unidos)

Fairchild realizó sus estudios de enfermería en el hospital de Pennsylvania en 1913. Cuatro años después, cuando su país le declaró la guerra a Alemania, Helen se ofreció como enfermera voluntaria. Durante su estadía en el Viejo Continente, sufrió de una úlcera gástrica que le obstruía el píloro como consecuencia de su continúa exposición a gas mostaza. En 1918 fue operada, pero murió cinco días después.


10. Margaret Sanger (1879 – 1966, Estados Unidos)

Durante sus estudios de enfermería en el hospital neoyorquino de White Plains, Sanger tomó conciencia de la importancia del desarrollo de métodos anticonceptivos para evitar embarazos. Por ello, en 1914 fundó “The Woman Rebel” revista que le sirvió como ventana para promocionar anticonceptivos femeninos. En 1917, inauguró la primera clínica de planificación familiar y, tiempo después, fundó la Liga Americana para el Control de la Natalidad.


11. Dorothea Dix (1802 – 1887, Estados Unidos)

Profesora de profesión, Dix fue designada como “superintendente de enfermeras” en 1861, durante la Guerra de Secesión estadounidense. Dorothea hizo historia gracias al trabajo y las protestas que realizó a favor de las personas con retraso mental. Durante su labor como enfermera, aprendió nuevas teorías de atención a los dementes, entre las que destacaban tratamiento moral y el aislamiento familiar.


12. Clara Barton (1821 – 1912, Estados Unidos)

Conocida también como “El Ángel del Campo de Batalla”, Clara Barton fue una de las primeras enfermeras humanitarias de su país. Fue nombrada por A. Lincoln Superintendente de Enfermeras durante la Guerra Civil. Cuando ésta finalizó, organizó una campaña para encontrar a los soldados perdidos. También luchó para que el gobierno firmara el tratado de Ginebra, según el cual se compromete al cuidado de enfermos y heridos y a la sepultura de los muertos en caso de guerra.


Leave a Reply