El creador de la vacuna de la rubeola ve posibles las vacunas del cáncer y el alzhéimer

junio 22, 2012 in - ARTICULOS Y NOTICIAS DE ENFERMERIA

  • El estadounidense Stanley Plotkin está convencido de que la vacunación puede también extenderse a enfermedades no infecciosas.
  • La última prueba de vacuna contra el sida mostró una eficacia del 30%.
  • La más avanzada es la de la malaria, con una eficacia probada del 50%.

 

 

¿Es un sueño imposible imaginar una vacuna contra el cáncer? Si hacemos caso del descubridor de la vacuna contra la rubeola no es un sueño y puede ser una realidad. El científico estadounidense Stanley Plotkin está convencido de que la vacunación puede también extenderse a enfermedades no infecciosas, como determinados tipos de cáncer o el alzhéimer.

Los primeros resultados de la vacuna de la tuberculosis se obtendrán en 2 años. Este profesor de la Universidad de Pensilvania (EEUU), de visita en España, ha confesado que, tras trabajar en el desarrollo de muchas vacunas, que ya se están utilizando, en estos momentos se encuentra centrado en el sida. Al respecto, ha destacado que la última prueba contra el sida mostró una eficacia del 30%, lo que constata que es posible desarrollar una vacuna, aunque ahora “los esfuerzos están enfocados en mejorar esa vacuna experimental para aumentar su eficacia”, ya que si se alcanza entre el 50 y 60% “es capaz de controlar una epidemia”.

Los retos más importantes, junto a la vacuna contra el sida, son la malaria y la tuberculosis. Sin poner fechas, porque no sabe “predecir el futuro”, Plotkin ha señalado que la vacuna más avanzada es la de la malaria, con una eficacia probada del 50% , mientras que los primeros resultados de la tuberculosis se obtendrán en unos dos años.

Junto al VIH, este científico está actualmente investigando la vacuna contra el citomegalovirus, una infección de la familia del herpes que causa anormalidades congénitas cuando se produce en mujeres embarazadas y que produce complicaciones muy graves en pacientes trasplantados.

La erradicación de la viruela ha sido el logro más importante. Su labor investigadora permitió a finales de la década de 1970 descubrir la vacuna de la rubeola. En esa época, las embarazadas que se infectaban con el virus de la rubeola daban a luz a niños con graves malformaciones, muchos de los cuales morían poco después, circunstancia erradicada al recibir la mujer dicha vacuna en la adolescencia.

Pero a su juicio no es la de la rubeola el “logro más importante” de la vacunación, sino la erradicación de la viruela, una enfermedad que “ha desempeñado un papel muy importante en la historia”. “No pretendo decir que los reyes son los más importantes, pero muchísimos reyes han muerto de viruela”, ha dicho para valorar que en la actualidad cuando nace un niño en un país desarrollado tiene “una expectativa muy alta de que va a llegar a ser adulto”, lo que no ocurría cien o doscientos años antes.

Plotkin  ha mencionado “otros objetivos para el futuro” como la lucha contra las infecciones hospitalarias y enfermedades no infecciosas, como los cánceres que no son causados por virus o el alzheimer.

Fuente: 20minutos.es

Leave a Reply