EL CÁNCER: FACTORES DE RIESGO Y MEDIDAS PREVENTIVAS

septiembre 17, 2012 in - ARTICULOS Y NOTICIAS DE ENFERMERIA

El papel que le corresponde a la enfermería como miembro del equipo de salud en lo que respecta al tema de cáncer, está en función de la situación de salud en la que se encuentren las personas con las que vamos a interactuar. Pero independientemente de dicha situación, desde el punto de vista de la enfermería profesional nuestra intervención se basa en la utilización del proceso de enfermería como instrumento para proporcionar cuidados de salud. Para el desarrollo del proceso de atención de enfermería debemos realizar una serie de pasos sin olvidar que la exactitud de cada uno de ellos depende de la meticulosidad en los pasos precedentes. Por lo tanto, realizar el primer paso del proceso de atención de enfermería, la valoración, de manera rigurosa y con un método organizado facilita el desarrollo y la exactitud de todo el proceso de atención de enfermería.

Prevención primaria: Acciones tendentes a evitar la influencia de los agentes patógenos sobre el organismo, mediante la eliminación o el control de su aprobación en el medio o bien mediante el aumento de la resistencia natural frente a las enfermedades.

Prevención secundaria: Acciones que se basan en la detección de las enfermedades o los factores de riesgo en estadios precoces del proceso en los que es todavía posible intervenir para mejorar el pronóstico. Se basa en la detección de signos objetivos de lesiones o enfermedad, mediante pruebas sencillas, de bajo coste y fácilmente aceptables por la población.

Prevención terciaria: Que se centra en la aplicación de medidas terapéuticas, higiénicas o dietéticas dirigidas a disminuir o atenuar la gravedad de las complicaciones de la enfermedad que ya se ha manifestado clínicamente.

ACCIONES EN PERSONAS O GRUPOS QUE ESTÉN SANOS

En general se considera que la mayor parte de los tumores malignos son atribuibles a factores relacionados con los hábitos o estilos de vida determinados. Por ello, se supone que un cambio en los comportamientos puede eliminar una parte importante en los factores de riesgo. Sin embargo, las modificaciones en el comportamiento de las personas o comunidades ocurren muy lentamente a pesar de tener información. Existen otros factores más difíciles de controlar, como las desigualdades económicas, los genéticos y sociales o la difusión de información contradictorias a través de los medios de información, que dificultan el cambio. A pesar de ello, las acciones de enfermería cuando trabaja con personas o grupos, en principio considerados sanos, suelen estar dirigidas a educar y favorecer en la población la adopción de medidas que permitan progresar hacia estilos de vida saludables:

1. Aumente el consumo diario de verduras y frutas frescas. Coma a menudo cereales con alto contenido en fibra. La educación sanitaria deberá insistir:

a) El efecto protector asociado al consumo de algunos alimentos como verduras y frutas debido a su efecto antioxidante.
b) Las ventajas de la denominada dieta mediterránea.
c) La posibilidad de compensar, en cierta medida, el riesgo inducido por el tabaco en los fumadores con la adopción de una dieta protectora, debido a la actuación antagónica pero predomina el efecto cancerígeno.


2. Evite las exposiciones prolongadas al sol y las quemaduras producidas por el sol, especialmente durante la infancia. Especialmente actuar sobre:

a) Las medidas eficaces de foto-protección con agentes físicos (ropa) y agentes químicos (filtros solares).
b) El uso correcto de los filtros solares eliminado las ideas erróneas que puedan existir.
c) Fármacos y sustancias que potencian la acción de las radiaciones UV (antibióticos y anticonceptivos, etc.)
d) Los riesgos de la exposición excesiva durante la infancia y la adolescencia.
e) Los resultados de investigaciones que apuntan a que el empleo de solarios y lámparas UV para conseguir un bronceado también pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer de piel.

 

3. Consulte con el médico en caso de problemas persistentes como: tos, ronquera permanente, cambios de hábitos intestinales, alteraciones urinarias, pérdida normal de peso, sangrados anormales o hematomas cutáneos sin traumatismos:

 

4. No fume, si es fumador deje de fumar cuanto antes y no fume en presencia de otras personas. Si no fuma, no pruebe el tabaco. Objetivos:

a) Reducción del número de personas que se inicien en el hábito de fumar y retrasar el momento de inicio de quienes lo hagan (juventud).
b) Proteger a los potenciales fumadores pasivos, de los efectos perjudiciales del tabaco.
c) Disminuir los efectos perjudiciales del tabaco en personas que no puedan dejar de fumar.
d) Clasificar la información sobre los aspectos nocivos del tabaco, detectando posibles ideas erróneas o desconocimiento de posibles factores.

 

5. Si bebe alcohol ya sea cerveza, licores o vino, modere su consumo:

a) La cantidad de alcohol diario es un factor determinante mientras que el tipo de alcohol es secundario.
b) Disminuir el papel protector del alcohol. El alcohol es bueno en pequeñas dosis pero es muy difícil no excederse de la dosis diaria.

 

6. Evite el exceso de peso, haga ejercicio físico y limite el consumo de alimentos ricos en grasa.

a) La obesidad disminuye las expectativas de vida, es una causa importante de morbilidad.
b) La ingesta elevada de grasa puede conducir a la obesidad y se ha identificado ésta como un factor potencial del cáncer.
c) Conocimiento por parte de la población de los factores dietéticos que pueden incrementar el riesgo de cáncer.

 

7. Respete estrictamente las normas destinadas a evitar cualquier tipo de exposición a sustancias consideradas cancerígenas:

Cumpla todas las instrucciones de salud y seguridad en relación a sustancias que puedan provocar cáncer.

 

8. El mensaje de este punto se dirige a tres grupos:

a) A los responsables de aconsejar a los legisladores en materia de instrucciones de seguridad.
b) A quienes deben vigilar que se apliquen las instrucciones y aplicar la legislación en materia de seguridad laboral.
c) A las personas en situación de riesgo con el fin de motivarlas para que se informen y cumplan todas las instrucciones para evitar exposiciones.

 

9. Consulte al médico si nota algún bulto, una herida que no cicatriza, o un lunar que cambia de forma, tamaño y color:

La detección y tratamiento precoz de cáncer garantiza prácticamente su prevención, por eso las personas han de revisar su piel al menos una vez al año.

 

Por último, si nos dirigimos a una persona sana o colectivo que pertenece a algún grupo de riesgo por su edad o sexo debemos dar a conocer las medidas específicas para dichos grupos:

• En el caso de la mujer, la revisión a partir de los 50 años con una mamografía anual, más exploración física para descartar la aparición de cáncer de mama. También habrá que educarlas para que sepan realizarse la autoexploración mamaria y así poder reducir este tipo de cáncer.

• Respecto al cáncer de cervix, realización de un frotis de Papanicolau para todas las mujeres que tienen o han tenido una sexualidad activa o que han cumplido la edad de 18 años.

• Respecto al hombre, realizar una exploración rectal en la revisión médica anual a partir de los 55 años para la prevención del cáncer de próstata.

• Para la detección del cáncer testicular se recomienda la autoexploración testicular una vez al mes.

kledingmerken

EL CÁNCER: FACTORES DE RIESGO Y MEDIDAS PREVENTIVAS

One Comment

    1. [...] 19 de octubre es el Día Contra el Cáncer de Mama. Aunque hay fundaciones como The Breast Cancer Research Foundation que luchan durante todo el año [...]

Leave a Reply

EL CÁNCER: FACTORES DE RIESGO Y MEDIDAS PREVENTIVAS

1 Trackback