Consideraciones legales en la preparación y administración de medicación.

mayo 14, 2014 in - COSAS BASICAS DE ENFERMERIA

Existen varias consideraciones legales básicas a tener en cuenta con respecto a los profesionales farmacéuticos, médicos y de enfermería a la hora de la preparación y administración de medicación en el ámbito hospitalario:

1. EL FARMACEUTICO:

El profesional farmacéutico es el encargado de preparar y suministrar los fármacos prescritos por el médico. Debe asegurarse que la dosis prescrita está dentro del rango de seguridad, que no hay ningún error, que no existen falsificaciones en la receta… etc

2. EL MEDICO:

El médico es el encargado de prescribir los fármacos. Esta orden debe aparecer en algún documento oficial, como la Historia Clínica del paciente, junto con la identidad del médico que la realizó. Dicha hoja de prescripción debe contener los siguientes datos:

Prescripcion medica

  • Nombre completo del paciente, edad, nº de habitación y nº de cama en el encabezamiento.
  • Fecha en la que se formula la prescripción.
  • Nombre del fármaco y dosis del mismo.
  • Vía o método de administración: las siglas utilizadas serán las aceptadas y conocidas por todo el equipo.
  • Frecuencia de la administración.
  • Firma del médico que hace la prescripción.

 

Los tipos de prescripción de medicación más frecuentes son cuatro:

  1. Prescripción diaria o permanente.
  2. Prescripción simple o aislada: única dosis en un momento específico.
  3. Prescripción según necesidades: si dolor, si náuseas
  4. Prescripciones urgentes o inmediatas: es el único caso en el que se admiten órdenes verbales, se pedirá al médico que lo deje registrado lo antes posible.

El personal de enfermería bajo ningún concepto deberá escribir o alterar la prescripción: la hoja de prescripción es un documento legal y por tanto no debe ser modificado.

3.  PERSONAL DE ENFERMERÍA:

Enfermera dando pastillas

  • No tiene capacidad legal para prescribir ningún tipo de medicación.
  • Es el responsable de administrar los fármacos o tratamientos médicos prescritos.
  • Verificar las órdenes.
  • Enseñar al paciente a administrárselos él mismo, asegurarse de que dispone de la información necesaria respecto a su tratamiento, o ayudarle a que lo obtenga.
  • Informar al paciente y familia de la necesidad de tomarlo correctamente y de posibles efectos secundarios.
  • Vigilar junto con el médico los efectos de los fármacos administrados.
  • Asegurarse del cumplimiento del tratamiento por parte del paciente.

(Aquellas vías que se deleguen por parte de enfermería al personal auxiliar, como en ocasiones oral, rectal etc… deben ser supervisadas puesto que somos los responsables ante cualquier error que pueda ocurrir).

¿ Te ha parecido útil esta información?

¿Alguna vez has cometido un error en la administración de algún medicamento?

Agradeceremos tus comentarios y/o consultas.

Leave a Reply