¿Cómo cuidar mi salud dental?. Consejos básicos.

agosto 31, 2014 in - ARTICULOS Y NOTICIAS DE ENFERMERIA

Consejos para la Salud Dental.

1: Conocer tus propias necesidades de salud buco-dental.

2: Comprometerse a una rutina de salud oral diaria.

3: Utilizar productos con flúor.

4: Cepillo e hilo dental para eliminar la placa.

5: Limita las bebidas frías y azucaradas y lleva una dieta equilibrada.

6: Evitar malos hábitos como el tabaco.

7: Examinar tu boca regularmente.

8: Visitar tu clínica dental con frecuencia.


Se necesita algo más que un simple cepillado para mantener una buena salud dental. Hay varios cuidados dentales necesarios que debes seguir si deseas mantener tus dientes para toda la vida.

Consejo 1: Conocer tus propias necesidades de salud buco-dental.

Tu salud oral depende de muchos factores. Esto incluye lo que se come, el tipo y la cantidad de saliva en la boca, tus hábitos, tu estado general de salud y tu rutina de higiene oral. Los cambios en tu estado general de salud a menudo producen cambios en tu salud oral. Por ejemplo, muchos medicamentos pueden reducir la cantidad de saliva, lo que provocará sequedad en la boca. También las mujeres que están embarazadas sufren cambios orales, esto incluye a menudo la inflamación de las encías, que se llama gingivitis del embarazo. Los pacientes con asma suelen respirar por la boca, sobre todo cuando se duermen, lo cual puede dar lugar también a sequedad de boca y aumento de la formación de placa y la gingivitis.

Consejo 2: Comprometerse a una rutina de salud oral diaria.

Consulta con tu dentista o higienista dental acerca de tus prácticas de salud oral. Por ejemplo, si estás tomando un medicamento que seque la boca, es importante la utilización de flúor todos los días. Cepíllate diariamente, al levantarte, al acabar de comer y antes de acostarte.
Debes cepillarte los dientes realizando movimientos en vertical y utilizando una pasta dental adecuada que prevenga la formación de caries. Las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades como la diabetes y las personas con aparatos dentales también necesitan una atención especial de la salud oral diaria.

Consejo 3: Utilizar productos con flúor.

Todo el mundo debe utilizar estos productos, no sólo los niños. El flúor fortalece los dientes en desarrollo de los niños, pero también ayuda a prevenir la caries en adultos. Las pastas de dientes y enjuagues bucales son buenas fuentes de flúor. Tu dentista te puede recomendar una concentración más fuerte de flúor si lo necesitas. Los productos con flúor pueden ser prescritos para uso diario. Vienen en varias formas: enjuagues, pastas de dientes y geles.

Consejo 4: Cepillo e hilo dental para eliminar la placa.

Debemos cepillarnos por lo menos dos veces al día, pero lo más adecuado es cepillar los dientes tres veces al día o después de cada comida. Además, debes usar el hilo dental al menos una vez al día. Estas actividades eliminan la placa, que es una masa compleja de bacterias que se forma constantemente en los dientes. Si la placa no se remueve todos los días, se puede convertir en gingivitis y otras enfermedades periodontales. Es importante cepillarse y usar el hilo dental correctamente. Es necesario eliminar la placa de todos los lados del diente y donde nacen las encías.

Consejo 5: Limita las bebidas frías y azucaradas y lleva una dieta equilibrada.

Cada vez que comemos, los trozos de comida se alojan en los dientes. Este alimento proporciona combustible para las bacterias de la placa. Las bacterias producen ácido. Cada vez que comemos azúcares o almidones (azúcares complejos), nuestros dientes están expuestos a estos ácidos durante 20 minutos o más. Esto ocurre con más frecuencia si comemos aperitivos y la comida se queda en los dientes durante un tiempo. Estos ataques ácidos repetidos pueden romper la superficie del esmalte de los dientes, lo que conduce a una cavidad. Es conveniente que estas situaciones se produzcan lo menos posible, y que vayamos preparados si salimos a comer fuera con un cepillo de viaje o chicles sin azúcar.
Una dieta equilibrada también es importante. No beber la suficiente cantidad de minerales y vitaminas pueden afectar tu salud oral, así como tu salud en general.

Consejo 6: Evitar malos hábitos como el tabaco.

Si fumas, intenta dejarlo de todas las formas posibles. Fumar puede aumentar el riesgo de cáncer oral, gingivitis, periodontitis y la caries dental. El uso del tabaco también contribuye al mal aliento y manchas en los dientes.

Consejo 7: Examinar tu boca regularmente.

Incluso si visitas a tu dentista regularmente, tú eres el más adecuado para notar cambios en tu boca. Tu dentista o higienista dental lo verás un par de veces al año, pero tú puedes examinar tu boca semanalmente para observar los cambios que podrían ser de interés. Los cambios en la boca que debes buscar son: Inflamación de las encías, dientes astillados, dientes descoloridos, úlceras o lesiones en las encías, mejillas o la lengua. Un examen regular es importante para los consumidores de tabaco, que están en mayor riesgo de desarrollar cáncer oral. Si fumas, tu dentista o higienista dental puede decirte dónde es más probable que aparezca una llaga, herida o abultamiento y puedas localizarla con mejor precisión.

Consejo 8: Visitar tu clínica dental con frecuencia.

Debes visitar con frecuencia una clínica dental. Habla con tu dentista acerca de la frecuencia con que debes visitarlo. Si tienes un historial de caries o de coronas y puentes, o estás bajo algún tipo de tratamientos odontológicos para cuidar la dentadura, debes visitar al dentista con más frecuencia. Algunas personas, como los diabéticos o fumadores, y las personas con sistemas inmunitarios deprimidos (como por ejemplo las personas con VIH o que están recibiendo tratamiento contra el cáncer), son más propensos a tener problemas dentales y tienen más enfermedades de las encías que la población general y además suelen sufrir la pérdida de alguna pieza dental y necesitar implantes dentales. Por ese motivo deben buscar un profesional de confianza al que puedan visitar regularmente para un buen asesoramiento y control de la higiene dental.

Leave a Reply